CON QUIEN SEA, DONDE SEA, CUANDO SEA

Por 0 , Permalink 0

Al escuchar la semana pasada esa frase pronunciada por Enrique ‘Wasabi’, aquello de “lo de soy un ‘p***’ guerrero, peleo hoy y el mes que viene, ya no”, me vino a la mente esa otra frase que titula el post de esta semana. Declaración de principios habitual dentro de los deportes de combate, su vigencia hoy en día sigue intacta para algunos únicamente todavía guiados por una de las grandes virtudes de todos los tiempos, el valor.

Vamos con el hombre de la foto, de sobras conocido por la mayoría de vosotros, Donald ‘Cowboy’ Cerrone, uno de los luchadores top del UFC, ferviente defensor del ‘anyone, anywhere, anytime’ a palo seco. Pocos han peleado más que él en el tiempo que lleva en la mejor compañía de MMA del planeta. He ahí, por tanto, una de las ventajas de ser ‘un p*** guerrero’. Como gustas a tu jefe y a los aficionados, te dan trabajo combates→dinero→sombreros.

¿Y la gran desventaja/s?

Para empezar, decir que sí a todo en un deporte donde el gran objetivo de tu rival es golpearte, derribarte, someterte… puede dañar tu salud mucho más allá de lo que ya de por sí va a ser dañada. Por ahí, iban los tiros de ‘Wasabi en la entrevista de la semana pasada. El sevillano piensa en que después de los 40 quedan todavía 40 más por vivir (dignamente si puede ser).

Pero además, aceptar cualquier pelea con quien sea, cuando sea, no suele llevar a los peleadores a lo más alto (ser campeones). Si estás empezando y no tienes más remedio tiene su explicación. Si no, lo siento pero no. Serás valiente sí, nadie lo discute. Tendrás unos cojones como balones… en un cerebro como canicas. Y si encima la gente que tienes alrededor también son ‘canicas’, estás perdido.

Fíjate tú qué rápido aceptó Cerrone pelear contra Darren Till el pasado mes de octubre en Gdansk (Polonia). Ahí tenemos a un tío consolidadísimo aceptando luchar contra otro a quién no lo conocía ni el ‘Tato’. Perfecto para Dana White, magnífico para la hinchada polaca.

Y ahora analicemos el camino a ese combate. Eres Cerrone y te vas a medir a alguien del que no sabes nada y que sabe todo de ti. Llevas 25 peleas en el UFC y el rival (Till) y sus entrenadores te conocen perfectamente. Te han visto en tus buenos momentos, lo bien que combinas de pie, sin presiones, con tranquilidad. A la vez, también han observado  cómo sucumbes cuando te presionan los oponentes (Nate Díaz, Dos Anjos, Masvidal). En cambio, tú no tienes ni idea de qué o quién vas a tener enfrente. Tampoco cuentas con demasiado tiempo para preparar una estrategia, claro, con tantas prisas. A eso le llamo yo, y que me perdonen, “ir al matadero”. No hace falta que recuerde qué pasó en esa pelea, ¿no?

¿Ser valiente es bueno? Nadie lo discute, ni hoy ni en 1789. Pero todavía es mucho mejor ser valiente y a la vez algo inteligente, la suma de las dos.

 

 

 

 

 

Creo que desde mi trinchera también puedo ayudar en la batalla para hacer crecer el UFC y las MMA en España.

Comentarios

Sin comentarios todavía.

Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *