CONOCIENDO A JOE DUFFY

Por 0 Permalink 0

El sábado 18 de julio Joel Álvarez se las verá ante el irlandés Joe Duffy (Donegal, Irlanda, 1988) en Abu Dhabi. Será el tercer combate para Joel dentro del UFC después de los de Ismagulov (debut con derrota) y Belluardo (victoria balsámica).

Y ya que he sacado los nombres de sus dos rivales previos, el Sr. Duffy, cuyo apodo es ‘Irish’ (‘Irlandés’), ¿es más un Ismagulov o un Belluardo?

Sé que muchos de vosotros ya sabéis la respuesta pero para los otros que quizás lo desconozcan: Joe Duffy es un Damir Ismagulov como los muchos ‘Damires Ismagulovs’ que pelean en la mejor promotora del mundo. Lo normal es encontrarse gente así de fuerte por el camino.

Nació en Donegal, ciudad situada en el noroeste de Irlanda, bastante alejada de Dublín. Deportivamente pocos son los vínculos que tiene con la capital de Irlanda. De hecho, una vez le preguntaron por qué no entrenaba en Irlanda. Duffy respondió: «¿Dónde? ¿En el SBG? No me sentiría a gusto allí»

¿Y dónde entrena?

‘Irish’ Joe entrena desde hace bastantes años en el Tristar de Montreal (Canadá) a las ordenes de Firas Zahabi. Por tanto, suele tener a su lado compañeros de alto nivel. Ayer, sin ir más lejos, le veía junto a Ryan Hall en Instagram.

En su debut en el UFC derrotó a Jake Lindsey por KO (puñetazo al cuerpo).

En el 2010, hizo una primera intentona de entrar en el Ultimate Fighting Championship vía el TUF 12 que tenía a Georges St-Pierre y Josh Koscheck como entrenadores. No pudo ser. Duffy perdió en un combate clasificatorio para acceder a la casa ante Kyle Watson quien tenía ocho más y le sometió en el primer asalto por mataleón.

Se cruzó en el camino de McGregor

A finales de ese 2010 peleando en Cage Warriors vence, nada más y nada menos, que a Conor McGregor por triángulo de brazo rapidísimo. Remarco este hecho porque años después, al mismo tiempo que McGregor iba subiendo como la espuma en el UFC, la gran etiqueta que llevaba Duffy era esa, la del ‘último hombre en ganar a McGregor’. Con ella llegó al UFC en el 2015.

Sus dos primeros combates ante Jake Lindsey e Ivan Jorge fueron buenísimos y se postuló en poco tiempo como un luchador a tener muy en cuenta en un futuro cercano dentro del peso ligero. Por supuesto, se habló -si seguía ganando- de propiciar un posible rematch con McGregor. Lo que más llamaba la atención de él era la calidad de su golpeo en general.

En su tercer combate dentro del UFC  le emparejaron con Dustin Poirier. Este ya estaba dos escalones por encima de los dos primeros rivales. Aún así, el boxeo de Duffy en el primer asalto hizo que Poirier tuviera que sacar toneladas de oficio para llevarse la contienda al sótano. Derrota en la decisión.

Duffy (en el centro) ha practicado deportes de combate desde pequeño pero también tiene tiempo para la bicicleta.

Carrera algo estancada

Mi impresión es que esa pelea -y alguna lesión- paró su ascensión y a partir de entonces se ha quedado en territorio un poco de nadie, estancado (dos victorias y dos derrotas después de Poirier).

Actualmente Duffy sigue con su forma de ser humilde, respetuosa y educada, demostrando que se puede ser irlandés sin necesidad de armarla. Supongo que el único tatuaje que le veremos ante Joel será el de siempre, el de la espalda que dice ‘Donegal’ (diría que en gaélico). Ah, y como dato curioso, recordar que ‘El Fenómeno Astur’ no será el primer español en enfrentarlo ya que en el 2011 Oriol Gaset peleó y perdió por TKO (primer asalto) ante él en Cage Warriors.

 

 

Enrique Gimeno
Creo que desde mi trinchera también puedo ayudar en la batalla para hacer crecer el UFC y las MMA en España.

Comentarios

Sin comentarios todavía.

Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *