PROTEJAN AL LUCHADOR

Por 0 , , Permalink 0

Si este fin de semana habéis seguido el UFC habréis oído hablar de la brutal paliza de Shevchenko a Cachoeira en Belem (Brasil) y de la nefasta actuación del siempre polémico árbitro Mario Yamasaki.

El caso es que la excontendiente al título gallo femenino debutaba en el peso mosca ante Priscila Cachoeira a la que dominó y masacró. Finalmente, en el segundo asalto Shevchenko cerró una estrangulación y ahí acabó la pelea. En total, más de 200 golpes de Shevchenko, menos de cinco de Cachoeira. Ridículamente desproporcional.

Y ahí estaba Yamasaki -que es malo pero no el único malo de la película- asistiendo al festival. Este hombre el día que enseñaban el tema de PARAR EL COMBATE, PROTEJER AL LUCHADOR no acudió a clase. También se ausentó el día que daban CUANDO SE PALMEA LA PRIMERA VEZ, SE ACABÓ. ¡¡¡Se perdió tantos temas Yamasaki!!! Nada que no supiéramos, por otra parte.

Pero en un ejercicio de reparto de responsabilidades es justo ir más allá de Mario Yamasaki, la tercera instancia.

Primero está el propio UFC, que no suele en boca de Dana White hacer demasiada autocrítica, por cierto. Vamos a ver, ¿qué ha ocurrido aquí? Elegid una de estas dos opciones que os doy:

    1. Valentina Shevchenko se ha convertido de la noche a la mañana en la versión femenina de Nurmagomedov.
    2. La rival de Valentina Shevchenko, Priscila Cachoeira, no tiene nivel ni de lejos para enfrentarse a ella.

Yo me decanto por la segunda. Con 30 segundos del primer asalto ya se veían las limitaciones de la brasileña. Sí, sí, venía de un 8-0, imbatida…dentro del circuito brasileño, eso sí. Y el UFC la pone frente a Shevchenko, una luchadora que -si fuera más valiente cuando pelea contra Nunes- sería campeona del Ultimate Fighting Championship.

¿Quién no ha protegido a Cachoeira en primera instancia? El UFC.

Y luego, ahí tenemos al organismo que ha de regular la velada, la CABMMA (la comisión atlética brasileña de artes marciales mixtas). Esa gente tiene potestad sobre el UFC, y tienen voz y voto si quisieran y supieran, claro.

En 2014, la SMMAF (federación sueca de MMA) obligó al UFC a retirar de una velada a un peleador por no considerarlo preparado para enfrentarse al alemán Denis Siver. Era la Fight Night 53 Nelson vs. Story de Estocolmo y las autoridades suecas no veían al francés Taylor Lapilus un rival lo suficientemente competitivo para enfrentarse a un veterano como Siver. “¿O buscáis otro oponente o ese combate no tiene lugar?”, dijeron los suecos, que saben mucho de muchas cosas y, en este caso, temían que pasara lo de Shevckenko contra Cachoeira. El Ultimate Fighting Championship sacó del card a Lapilus y puso a Charles Rosa.

¿Quién no ha protegido a Cachoeira en segunda instancia? La CABMMA.

 

 

 

 

Creo que desde mi trinchera también puedo ayudar en la batalla para hacer crecer el UFC y las MMA en España.

Comentarios

Sin comentarios todavía.

Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *