UFC, DOPAJE Y LOS DEMÁS QUÉ

Por 0 , , Permalink 0

¿No os habéis preguntado nunca por qué caen tantos luchadores del UFC en controles antidoping? ¿Os habéis cuestionado, como yo, si allí en EUA se vigila de igual manera a profesionales de otros deportes mucho más importantes que las MMA? ¿Son las Artes Marciales Mixtas el nuevo ciclismo? En este artículo voy a intentar responder a éstas y otras cuestiones.

 

Estás en tu casa apurando el último sueño antes de levantarte y de repente a las 6:30am llaman al timbre. Te levantas maldiciendo mil y una veces, abres y te encuentras a un hombre que amablemente te dice: “Hola, soy agente de la USADA, ¿puedo entrar?”.

Esa es una de las prácticas de la Agencia Americana contra el Dopaje para con los peleadores del Ultimate Fighting Championship. Hay más, por ejemplo, la obligatoriedad de comunicarles dónde vas a estar en los próximos tres meses. Sobre estas técnicas altamente invasivas hablaba recientemente el jefazo de la USADA, Travis Tygart, con el periodista Marc Raimondi (compañero de Ariel Helwani en MMAFighting): “Odio tener que hacer esas cosas…pero peor es haber estado entrenando meses para que en la pelea te gane un luchador tramposo. Eso es mucho menos justo”.

Cuando las soluciones que se aplican a un problema son tan estrictas es porque realmente el problema es mayúsculo. Las Artes Marciales Mixtas son un deporte duro y exigente en el que el dopaje siempre ha estado presente en una gran proporción. ¿Y hoy en día? Pues, desde luego, en el UFC esa proporción está bajando (fuera, intuyo que sigue habiendo un Abismo de Helm).

Justo el verano del 2015 en el que la compañía incorporó el equipamiento Reebok, se firma un acuerdo con la USADA para, como tantas veces se ha dicho, “intentar limpiar el deporte”. La presión mediática y la de algunos luchadores honestos de gran relevancia como Frankie Edgar y Georges St-Pierre empujaron en esa dirección. Dos años y medio después los casos de dopaje se cuentan por decenas. El último, el del reincidente Anderson Silva, una de las leyendas de este deporte.

Y hablando de deportes, ¿qué hacen a este respecto en Estados Unidos con el fútbol americano, béisbol, hockey y baloncesto?

Contacto con Antonio Gil, periodista deportivo español que ha cubierto en EUA durante cinco años deportes americanos y acaba de escribir un libro llamado “Sexo, drogas y NBA”. Básicamente quiero saber si la NFL, NBA, NHL y la MLB también tienen acuerdos con la USADA. “No, la USADA no tiene potestad sobre esa ligas. Ellas controlan el dopaje por su cuenta. La USADA sí tiene potestad sobre las Federaciones. Es decir, por poner un ejemplo, si la Agencia Americana contra el Dopaje pillara a Lebron James en un control, podría ser sancionado para no jugar con la selección de EUA pero si la NBA no dice lo contrario, seguiría jugando en la liga”, dice. Osea que es la propia NBA la que hace los controles. ¿Y detecta casos de dopaje entre sus profesionales? “Sí, pero en jugadores de segundo plano, el último ha sido Joachim Noah”, remata.

Llegados a este punto, esta cuestión me resulta justa, injusta y paradójica.

Justo, el que se persiga al dopado, sea como sea.

Injusto, el que se controle tanto a unos y en cambio a otros no (creo que a la gente del ciclismo le sonará esta sensación  ¿Y los demás qué…?).

Paradójico, el que el UFC -principal promotora de un deporte ‘bárbaro’ a vista aún de muchos- sea el que hoy en día más atención pone en que su casa esté lo más ordenada posible. El más ‘descerebrado’ es el más limpio (o lo intenta, veáse el caso Lesnar).

 

 

 

Creo que desde mi trinchera también puedo ayudar en la batalla para hacer crecer el UFC y las MMA en España.

Comentarios

Sin comentarios todavía.

Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *