Y LOS QUE VENDRÁN

Hoy en día el anuncio de que un español es fichado por el UFC sigue siendo algo extraordinario. Señal inequívoca de que hasta ahora poco hemos aportado a la mejor liga del planeta.

Actualmente son dos los luchadores españoles en nómina del Ultimate Fighting Championship: Juan Espino y Joel Álvarez. Paulatinamente al canario y al asturiano se les irán uniendo otros más. Y así, poco a poco, lo extraordinario mutará a ordinario.

No sé si como fans de las MMA lo percibís pero os puedo asegurar que muchos luchadores de este país intuyen que este es el momento para empezar a agitar las alas. Como el que se pone a la cola porque piensa que la puerta de embarque está a punto de abrirse, hay un buen puñado de peleadores que quieren aprovechar que el ojo del UFC parece que ya se ha fijado en nosotros.

Los hay de todas las edades, veteranos y jóvenes, que ven 2020 como un buen año para enfundarse los pantalones Reebok. Porque sí, viendo como sopla el viento, ese podría ser el año en que el UFC aterrice en nuestro país.

Dani Ladero “White gorilla”

Gente como Dani Ladero o Frank Muñoz están acelerando sus pasos en las MMA sabedores de ello. Aún con pocas peleas si el UFC quiere, puede meter a cualquier luchador en sus eventos como empresa privada que es. Por poner un ejemplo, ahí tuvimos a Charly Ward, el colega de McGregor, que se coló en la Fight Night de Belfast (Irlanda del Norte, 2016) con tan solo cuatro combates

Otro de los nuestros que tiene muchas posibilidades de llegar a la excelencia es Ilia Topuria. Él mismo en su cuenta de Instagram dejó caer esta semana que le haría mucha ilusión pelear en el evento de Estocolmo (Suecia) del próximo 1 de junio. No lo descartaría para nada ya que Ilia tiene buenos contactos en ese país.

Así que a los artistas marciales mixtos que ya hay, otros se les unirán a corto, medio y largo plazo.

Lo anormal será normal. Pronto.

 

 

Creo que desde mi trinchera también puedo ayudar en la batalla para hacer crecer el UFC y las MMA en España.

Comentarios

Sin comentarios todavía.

Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *