ZEBENZUÍ RUIZ: “CREO QUE YA NO ESTOY PARA LAS PELEAS NACIONALES”

Con 16 años de camino al colegio vio un gimnasio de muay thai cerca de su casa. Entró y probó, una, dos, tres veces… Era la señal definitiva de que los libros habían perdido la batalla. “Me escapaba del colegio. A mi madre no le hacía mucha gracia”, recuerda un Zebenzuí Ruiz (Las Palmas de Gran Canaria, 1994) que es otro de esos destacados luchadores españoles con ganas de comerse el mundo de las MMA. Cualidades no le faltan, hambre tampoco.

 

PREGUNTA: Con una buena base de striking, ¿cuándo llegas al Taz Jinamar?

RESPUESTA: Llegué con 21 años, lo necesitaba para avanzar. A nivel mental te ves rodeado de gente con mucho nivel.

Entrevisté a uno de tus entrenadores, Julio Santana, hace un par de meses (ver entrevista). Al preguntarle por quién era la gran esperanza del gimnasio para llegar alto me hablo de ti. ¿Eres esperanza o realidad?

Yo creo que queda poco, es cuestión de esperar. Desde que estoy en Taz Jinamar se ha notado un montón la diferencia. Este año tiene que salir algo sí o sí porque ya hemos trabajado duro estos años y estamos a nivel para estar en grandes ligas, pero a veces hay que esperar el momento. Y sobretodo hay que estar siempre listo.

Ellos (Julio y Juanma Suárez) parece que están llevando tu carrera con calma. ¿Te están parando para no cometer errores?

No quieren cometer los fallos que han cometido, a veces te llaman de fuera a falta de dos semanas contra un 15-0 y si es por mí iría mañana mismo pero en verdad ellos piensan en el récord, en hacer las cosas bien y no ir a la locura, a los recortes de peso tan rápidos. Eso al fin y al cabo te puede pasar factura.

Peleaste en marzo y ganaste. Han pasado cuatro meses. A pesar de lo que me estás diciendo, ¿sientes a veces algo de ansia por no competir?

La verdad que me afecta, a veces me dan altibajos. Yo soy una persona que está siempre muy activa. Lo que más me gusta de los entrenos es cuando tengo un reto, una preparación. Cuando llevas tiempo sin pelear te desmotivas un poco, pero bueno, a veces es saber esperar. Ganas tengo de que salga una pelea este año.

En su última pelea ante Victor Marinho del AFL14.

Eras un 66kg que bajó a 61kg, ¿no?

Me puse a mirar que si Cody (Garbrandt) que si T.J. (Dillashaw) que miden más o menos mi altura y se pegan en 61, pues por algo será. Creo que soy mucho más fuerte en esta división.

¿Cuáles son tus metas o motivaciones?

Me motivan las peleas internacionales, representar a mi país. Creo que ya no estoy para las peleas nacionales. De hecho, nunca he peleado en el extranjero ni en España tampoco.

¿Todas tus peleas han sido en las Islas? ¿Cualquier evento de AFL en la península estaría bien o no?

Me encanta pelear, lo haría todos los fines de semana si pudiera. Pero mi motivación es salir, pelear en el extranjero.

¿Y qué me dices de ir a entrenar y coger habilidades fuera de nuestras fronteras?

Sí, también lo veo, quiero ir este año a entrenar al Titan Fighter. Juan ‘Trota’ le mandó una fotos a Brad Picket. Quiero ir una o dos semanitas mínimo a medirme allí con gente que son la mayoría peleadores de mi peso, que pelean en BAMMA, Cage Warriors, en UFC. Quiero ir porque sé que nosotros estamos al nivel de ellos pero aquí estamos un poco aislados. Además es importante para que te vean y eso no se puede hacer si no vas.

Te veo bastante convencido…

Tengo que intentar todo el año estar listo y el día que llegue la oportunidad, que digan, “¿coño, este dónde estaba?”. Pero si no estás listo vas a perder esa oportunidad. Por eso intento estar entrenando como si fuera a pelear cada semana.

Zebenzuí celebrando una victoria.

Has mencionado al hombre de la pasada semana, Juan Espino. Valórame su inclusión en el TUF28 y sus posibilidades de éxito.

No tenia dudas que iba a entrar, tiene mucho potencial. Creo que va a ser finalista como mínimo porque le he visto en los últimos entrenos aquí y diría que está en su mejor momento.

Por cierto, me he fijado que como él tú tampoco tienes tatuajes.

No me atraen, no quiero, los tatuajes no me llaman la atención.

Otra cosa que me llama la atención es que al igual que Kevin Cordero, que es incluso más joven que tú, has sido padre ya con 24 años. ¿Tanta prisa hay en las Islas?

No tenía prisa, llegó y cuando llega, llega. 

¿El ser padre no te va a parar en esas aspiraciones que tienes?

No me ha influido en nada. De hecho me ha beneficiado, es una carga de motivación más que tengo. Esto es un deporte, si tuviera la oportunidad de irme, me iría. Dolería un poco pero me daría una motivación porque es algo para el bien de la familia. La vida del deportista es corta y hay que aprovechar los momentos.

Para finalizar, te veo en Sherdog un 6-2 con un apodo curioso, Zebenzuí ‘Nino Roca’ Ruiz. ¿De dónde viene?

Realmente es un 8-2. Es el apodo que me puso Julio, me puso el ‘Niño Roca’ porque siempre estoy apretado, según él. Muscularmente estoy fuerte.

 

 

 

Creo que desde mi trinchera también puedo ayudar en la batalla para hacer crecer el UFC y las MMA en España.

Comentarios

Sin comentarios todavía.

Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *