JORGE BLANCO: “McGREGOR NO QUIERE VER NI EN PINTURA A St-PIERRE”

Por 0 , , Permalink 0

La vida de Jorge Blanco ‘Spaniard’ (Zaragoza, 1982) le lleva a hacer de los viajes una constante en su vida. De hecho, contacto con él en el aeropuerto de Barajas momentos antes de embarcar hacia Canadá. Ha venido una semana a España porque “estoy trabajando en un par de proyectillos aquí”. Con su discreción habitual, el entrenador de Georges St-Pierre sigue potenciando la vertiente profesional que más beneficios le da, la de trabajar con celebrities.

 

PREGUNTA: Estoy hablando con un ciudadano de Canadá ya que has obtenido la doble nacionalidad.

RESPUESTA: Sí, ya soy canadiense. Este es mi primer viaje como canadiense.

Vives en Toronto. ¿Qué tenemos los españoles que no tengan los canadienses y viceversa?

Pues, yo creo que aquí sabemos como vivir muy bien y allí tienen la ética de trabajo más desarrollada. Allí viven para trabajar y aquí trabajamos para vivir.

¿O sea que ahora vives más para trabajar? ¿Sigues entrenando a gente importante?

Cada vez más estoy con esos temas. Gracias a Dios, me va muy bien. También pongo las horas necesarias. Me levanto a las 5am, empiezo a las 6 de la mañana y luego llego a las 21pm.

¿Te amoldas a los horarios de tus clientes?

Claro, tengo clientes bastante importantes que empiezan ellos muy pronto y lo que quieren es entrenar antes de empezar a trabajar, claro.

Por supuesto, ahora te tendría que preguntar por algunos de ellos pero, por supuesto, no me dirías nada.

Jejeje.

Por eso, me extrañó que revelaras que habías entrenado a Megan Markle, la ahora esposa del príncipe de Inglaterra.

Sí, porque ya salió en sus redes sociales. Entonces ya pude hablar pero escuetamente porque tampoco me gusta dar muchos detalles.

Y escuetamente, ¿no te invito a la boda?

Jejeje. No, no fui a la boda y aparte tampoco hubiera podido ir.

Esa vertiente de entrenar a gente importante en Canadá o EUA, que es como si aquí entrenaras a Messi o a Javier Bardem (para que la gente se haga una idea), te hace ser muy discreto. Lo entiendo. Pero lo que veo, es que la otra, la de ser uno de los entrenadores de Georges St-Pierre, es parecida. En la pelea contra Bisping se vio más a Freddie Roach o John Danaher que a ti. Los tres sois entrenadores, siendo seguramente tú el que más relación tiene con él.

Me gusta la discreción, no me gusta estar en el candelero, siempre intento huir. Si lo pagaran muy bien no me importaría pero normalmente son muchos más problemas que ventajas. Yo lo único que hago es trabajar y entrenar, y hacerlo lo mejor que pueda.

¿Qué será lo próximo para St-Pierre?

Tenemos que esperar ahora, veremos qué pasa con las sanciones del UFC229, las multas económicas, la posibilidad de la creación de nuevas divisiones. El cielo ahora está encapotado, entonces para ver el sol vamos a tener que esperar un poquito. Ahora algo hay pero es como un castillo de naipes que no es nada sólido ni seguro.

Jorge Blanco y Georges St-Pierre viendo el Khabib-McGregor del UFC229.

¿Qué mueve a St-Pierre hoy en día?

Él lo que quiere es seguir viviendo su vida, entrenar, pelear. También tuvo unos pequeños problemas de salud y tiene que recuperarse. Eso es en lo que ha estado enfocándose en los últimos  meses.

¿Una pelea entre Georges St-Pierre y Conor McGregor, la ves?

No, lo veo muy complicado. Creo que McGregor no lo quiere ver ni en pintura. Después de lo que le ha pasado con Khabib, pelear con Georges que es un poquito más potente que Khabib…pues tú calcula. Eso en el lado de Conor, pero en el lado de Georges, financieramente él no lleva un estilo de vida extravagante ni mucho menos y no necesita el ‘big pay day’ como necesitan los demás.

Siempre te relacionamos con él. Pero, en un futuro, ¿vas a ligarte con otros luchadores de artes marciales mixtas?

Después de la última pelea de Georges en el Madison Square Garden ante Bisping me cayeron seis o siete ofertas para ir a entrenar con gente bastante notable. Pero en las MMA imagina que te vas a un camp de entrenamiento y al peleador le van a pagar 100.000 dólares, que no a todos les pagan eso, luego vienen los impuestos y a ti como entrenador después de haber estado dos meses todos los días recibiendo castigo…en fin, es una cosa complicada. Al final uno tiene que hacer lo que le vaya mejor.

 

 

Creo que desde mi trinchera también puedo ayudar en la batalla para hacer crecer el UFC y las MMA en España.

Comentarios

Sin comentarios todavía.

Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *